viernes, 31 de diciembre de 2010

Día 1: Santa María Madre de Dios


La Solemnidad de Santa María Madre de Dios es la primera Fiesta Mariana que apareció en la Iglesia Occidental, su celebración se comenzó a dar en Roma hacia el siglo VI, probablemente junto con la dedicación –el 1º de enero– del templo “Santa María Antigua” en el Foro Romano, una de las primeras iglesias marianas de Roma. La antigüedad de la celebración mariana se constata en las pinturas con el nombre de “María, Madre de Dios” (Theotókos) que han sido encontradas en las Catacumbas o antiquísimos subterráneos que están cavados debajo de la ciudad de Roma, donde se reunían los primeros cristianos para celebrar la Misa en tiempos de las persecuciones. Más adelante, el rito romano celebraba el 1º de enero la octava de Navidad, conmemorando la circuncisión del Niño Jesús. Tras desaparecer la antigua fiesta mariana, en 1931, el Papa Pío XI, con ocasión del XV centenario del concilio de Éfeso (431), instituyó la Fiesta Mariana para el 11 de octubre, en recuerdo de este Concilio, en el que se proclamó solemnemente a Santa María como verdadera Madre de Cristo, que es verdadero Hijo de Dios; pero en la última reforma del calendario –luego del Concilio Vaticano II– se trasladó la fiesta al 1 de enero, con la máxima categoría litúrgica, de solemnidad, y con título de Santa María, Madre de Dios. De esta manera, esta Fiesta Mariana encuentra un marco litúrgico más adecuado en el tiempo de la Navidad del Señor; y al mismo tiempo, todos los católicos empezamos el año pidiendo la protección de la Santísima Virgen María. María es modelo para todo cristiano que busca día a día alcanzar su santificación. En nuestra Madre encontramos la guía segura que nos introduce en la vida del Señor Jesús, ayudándonos a conformarnos con Él. En la oración colecta se nos invita a “experimentar la intercesión de aquella de quien hemos recibido a tu Hijo Jesucristo, el autor de la vida”.

¡ Feliz Año 2011!


jueves, 23 de diciembre de 2010

¡ Feliz Navidad!


sábado, 18 de diciembre de 2010

Discuro de SS Benedicto XVI ante la Inmaculada


SOLEMNIDAD DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE MARÍA
BENEDICTO XVI
ÁNGELUS
Plaza de San PedroMiércoles 8 de diciembre de 2010

Queridos hermanos y hermanas:
Hoy nuestra cita para la oración del Ángelus adquiere una luz especial, en el contexto de la solemnidad de la Inmaculada Concepción de María. En la liturgia de esta fiesta, se proclama el evangelio de la Anunciación (Lc 1, 26-38), que contiene precisamente el diálogo entre el ángel Gabriel y la Virgen. «¡Alégrate, llena de gracia!, el Señor está contigo», dice el mensajero de Dios, y de este modo revela la identidad más profunda de María, el «nombre», por así decir, con el que Dios mismo la conoce: «llena de gracia». Esta expresión, que nos resulta tan familiar desde la infancia, pues la pronunciamos cada vez que rezamos el Avemaría, nos explica el misterio que hoy celebramos. De hecho, María, desde el momento en que fue concebida por sus padres, fue objeto de una singular predilección por parte de Dios, quien en su designio eterno la escogió para ser madre de su Hijo hecho hombre y, por consiguiente, preservada del pecado original. Por eso, el ángel se dirige a ella con este nombre, que implícitamente significa: «colmada desde siempre del amor de Dios», de su gracia.
El misterio de la Inmaculada Concepción es fuente de luz interior, de esperanza y de consuelo. En medio de las pruebas de la vida, y especialmente de las contradicciones que experimenta el hombre en su interior y a su alrededor, María, Madre de Cristo, nos dice que la Gracia es más grande que el pecado, que la misericordia de Dios es más poderosa que el mal y sabe transformarlo en bien. Por desgracia, cada día nosotros experimentamos el mal, que se manifiesta de muchas maneras en las relaciones y en los acontecimientos, pero que tiene su raíz en el corazón del hombre, un corazón herido, enfermo e incapaz de curarse por sí solo. La Sagrada Escritura nos revela que en el origen de todo mal se encuentra la desobediencia a la voluntad de Dios, y que la muerte ha dominado porque la libertad humana ha cedido a la tentación del Maligno. Pero Dios no desfallece en su designio de amor y de vida: a través de un largo y paciente camino de reconciliación ha preparado la alianza nueva y eterna, sellada con la sangre de su Hijo, que para ofrecerse a sí mismo en expiación «nació de mujer» (cf. Ga 4, 4). Esta mujer, la Virgen María, se benefició anticipadamente de la muerte redentora de su Hijo y desde la concepción fue preservada del contagio de la culpa. Por eso, con su corazón inmaculado, nos dice: confiad en Jesús, él os salvará.
Queridos amigos, hoy por la tarde renovaré el tradicional homenaje a la Virgen Inmaculada, ante el monumento a ella dedicado en la plaza de España. Con este acto de devoción me hago intérprete del amor de los fieles de Roma y de todo el mundo a la Madre que Cristo nos ha dado. Encomiendo a su intercesión las necesidades más urgentes de la Iglesia y del mundo. Que ella nos ayude sobre todo a tener fe en Dios, a creer en su Palabra, a rechazar siempre el mal y a escoger el bien.


martes, 7 de diciembre de 2010

Día 8: Solemnidad de la Inmaculada Concepción

¿Verdad que no se puede pensar en una concepcionista sin volver los ojos y el pensamiento hacia María Inmaculada? Sí, hermanas queridas, como monjas, nuestra vocación es la búsqueda de Dios y su encuentro, y como concepcionistas es lograrla imitando las virtudes de María, su santidad y amor (Madre Mercedes)

viernes, 3 de diciembre de 2010

Inmaculada Concepción


La belleza de María Inmaculada nos descubre a todos la belleza y armonía de nuestra creación. Nos recuerda nuestras raíces santas, de dónde venimos y a dónde vamos, hacia Dios. Ella, además, nos da la certeza de que la redención de Cristo que a ella la preservó del pecado original, en nosotros se convierte en fuerza santificante que nos limpia de él y preserva de caer en otros pecados. Esta es nuestra creencia firme. (Madre Mercedes de Jesús)

domingo, 14 de noviembre de 2010

Apertura del proceso diocesano de la sierva de Dios Madre Mercedes de Jesús Egido


El pasado 8 de noviembre tuvo lugar a las 10,30 de la mañana en la Iglesia del Monasterio de la Inmaculada y Santa Beatriz de Monjas Concepcionistas de Alcázar de San Juan, la apertura del Proceso Diocesano para la Causa de Canonización de la Sierva de Dios Madre Mercedes de Jesús Egido Izquierdo, Monja Concepcionista, Abadesa de los Monasterios de Alcázar de San Juan y Campo de Criptana e impulsora de la vuelta a las fuentes de la Orden de la Inmaculada Concepción.
Dicho acto estuvo presidido por el Excmo. y Rvdmo. Sr. Obispo de Ciudad Real D. Antonio Algora Hernando, Prior de las Órdenes Militares.
Primeramente se comenzó con el canto del Veni Creator, invocando la ayuda del Espíritu Santo. El Sr. Obispo, antes de dar comienzo, hizo un pequeño preámbulo ambientando a los numerosos fieles que llenaban la Iglesia, sobre el sentido de este acto jurídico y canónico, pero lleno de religiosidad.
El Canciller – Secretario General del Obispado, el Ilmo. Sr. D. Miguel Esparza Fernández, hizo un resumen sobre todos los pasos dados hasta el día de hoy, en el que comienza oficialmente el Proceso.
Se constituyó el Tribunal que ha de instruir todo el Proceso; se nombró como Juez Delegado al Ilmo. Sr. D. Bernardo Torres Escudero, como Promotor de Justicia al Rvdo. Sr. D. Francisco Javier Sanzol Díez y como Notario Actuario al Rvdo. Sr. D. José Martín Sánchez de León.
Asimismo se nombró como Postulador al Rvdo. Padre Valentín Arteaga Sánchez – Guijaldo, Prepósito General de la Orden de Clérigos Regulares (Teatinos) y como Vicepostulador al Rvdo. Sr. D. Juan Carlos Fernández de Simón Soriano.
Acto seguido, el Sr. Obispo y los mencionados miembros prestaron el juramento prescrito, aceptando el cargo para el que fueron designados, mostrándose dispuestos a desempeñarlo con fidelidad.
Después el Canciller – Secretario D. Miguel Esparza dio lectura al acta en la que queda reflejada esta sesión de apertura del Proceso de Canonización de Madre Mercedes de Jesús.
Para finalizar el acto, el Sr. Obispo dirigió unas palabras a todos los asistentes, entre los que se encontraban un nutrido grupo de Sacerdotes, Religiosas e innumerables seglares que llenaron la Iglesia del Monasterio quedando esta pequeña:
“No me queda nada más que deciros que es una satisfacción para un Obispo el ver que su Iglesia, su Diócesis, la porción del pueblo de Dios que el Papa le ha encomendado, crece en santidad... Tenemos que rezar para que la Causa siga adelante, para que la Iglesia, además de demostrar la santidad de Madre Mercedes, vea conveniente la Canonización. El momento histórico concreto, cuándo la Iglesia le viene bien proclamar que Madre Mercedes es santa, eso es lo que nosotros tenemos que rezar, pedírselo al Señor con intensidad…
Sed fieles a la Iglesia, os lo pediría a todos los que estáis aquí. Extended la fama de santidad de Madre Mercedes, publicad los favores personales que uno pueda recibir.
Me alegro de que Ciudad Real tenga fama en la Congregación de los Santos de hacer las cosas con toda escrupulosidad y felicito a D. Miguel y al tribunal por su competencia, por ser verdaderos expertos y además muy diligentes.
Acabo con esto. Felicitarme, felicitar expresamente a vosotras las monjas que vais a seguir rezando. Lo vuestro es llevar la vida que Madre Mercedes llevó, que creemos todos que cumplió la voluntad de Dios, cumplió su misión en el mundo de hacer una renovación de la vida contemplativa, de mejorar la calidad y la calidez de las relaciones de las monjas, de buscar en el espíritu de Dios lo que el mundo necesita hoy para la vida contemplativa… Le damos gracias al Señor, le pedimos que la Madre Inmaculada nos ayude a hacerla ejemplar (a Madre Mercedes) para los hombres nuestros hermanos, saber presentarla… Que sepamos presentarla con la grandeza de alma que Dios la dotó. Amén.”
Se terminó el acto con el canto oficial de la Orden de la Inmaculada Concepción: “Tota pulchra”.
Nuestro agradecimiento a todos los que nos acompañaron en ese día tan grande para nuestra Comunidad y nuestra gratitud a todos los que no pudieron venir pero que nos recordaron con cariño en su oración.


viernes, 5 de noviembre de 2010

Noticias

“Yo no podré ser feliz en el cielo, si no es atrayendo a los hombres al conocimiento y amor del Padre”. (Madre Mercedes)
El día 8 de noviembre en la Iglesia del Monasterio de la Inmaculada y Santa Beatriz de Silva de Alcazar de san Juan tendrá lugar la apertura del Proceso Diocesano para la Causa de Beatificación de la Sierva de Dios Madre Mercedes de Jesús Egido. Será, Dios mediante, a las 10, 30 de la mañana y la presidirá nuestro Sr. Obispo D. Antonio Algora. ¡Demos gracias a Dios!


lunes, 1 de noviembre de 2010

Santa Beatriz de Silva

Gloria a Ti, celestial Beatriz,
Virgen fiel y la Madre feliz
De tus hijas, que forman legión

Todo el mundo te aclama a porfía
Portavoz del amor a María
Y adalid de su impar concepción.


I
Eres abeja industriosa,
incasable y laboriosa;
tienen en tu gran corazón
la Orden de la Concepción
su colmena rumorosa.

IV
Frente al mundo seductor
respondiste con valor;
despreciando su grandeza
fue blasón de tu nobleza
ser esclava del Señor.


VI
Eres la flor más hermosa,
más galana y más vistosa;
fuiste en fuego transformada
pues María Inmaculada
te quiso entre flores rosa.

(Letra de J. Baz Carrillo cmf.)

jueves, 7 de octubre de 2010

Santa Beatriz de Silva


Imagen de Santa Beatriz de Silva de la columnata de la Basílica de Fátima (Portugal)
Santa Beatriz ruega por nostros

viernes, 1 de octubre de 2010

Dia 3: Comemoración de la Canonización de Santa Beatriz de Silva


Oh Dios, que hiciste resplandecer a la virgen Santa Beatriz de Silvapor su altísima contemplación y la adornaste con una devoción singular para con la Virgen María en el Misterio de su Concepción Inmaculada; concédenos que, a ejemplo suyo, busquemos en la tierra la verdadera sabiduría y lleguemos a contemplar en el cielo tu belleza y tu sublimidad.Por nuestro Señor Jesucristo. Amen


jueves, 23 de septiembre de 2010

Nuestra Señora de la Merced




Oración:


Santísima Virgen María de la Merced, madre de los pobres y modelo de los que sufren persecución por amor y fidelidad a la iglesia, escucha nuestras humildes súplicas por la iglesia perseguida y por nuestros hermanos pobres a fin de que no sólo no desmayen en la lucha, ni vacilen en la fe, sino que experimenten los consuelos que reservas a los que perseveran fieles a las enseñanzas del Evangelio.Concédenos, madre, un corazón generosos para saber perdonar y para poder trabajar con firmeza y perseverancia en la construcción de una civilización nueva donde sea posible vivir con alegría sirviéndonos mutuamente y amándonos como Jesús nos amó. Amén.

martes, 14 de septiembre de 2010

Día 15: Nuestra Señora de los Dolores


La Madre piadosa estaba
junto a la cruz y lloraba
mientras el Hijo pendía;
cuya alma, triste y llorosa,
traspasada y dolorosa,
fiero cuchillo tenía.

¡Oh cuán triste y cuán aflicta
se vio la Madre bendita,
de tantos tormentos llena!
Cuando triste contemplaba
y dolorosa miraba
del Hijo amado la pena.(...)


Oración
Padre, Tu quisiste que la Madre de tu Hijo, llena de compasión, estuviese junto a la Cruz donde Él fue glorificado. Concede a tu Iglesia, que comparte la Pasión de Cristo, participar de su Resurrección. Te lo pedimos por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Vocación Concepcionista

Santa Cruz


Señor, Dios nuestro, que has querido salvar a los hombres por medio de tu Hijo muerto en la cruz, te pedimos, ya que nos has dado a conocer en la tierra la fuerza misteriosa de la Cruz de Cristo, que podamos alcanzar en el cielo los frutos de la redención. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo

Día 14 Exaltación de la Santa Cruz


Hacia el año 320 la Emperatriz Elena de Constantinopla encontró la Vera Cruz, la cruz en que murió Nuestro Señor Jesucristo, La Emperatriz y su hijo Constantino hicieron construir en el sitio del descubrimiento la Basílica del Santo Sepulcro, en el que guardaron la reliquia.Años después, el rey Cosroes II de Persia, en el 614 invadió y conquistó Jerusalén y se llevó la Cruz poniéndola bajo los pies de su trono como signo de su desprecio por el cristianismo. Pero en el 628 el emperador Heraclio logró derrotarlo y recuperó la Cruz y la llevó de nuevo a Jerusalén el 14 de septiembre de ese mismo año. Para ello se realizó una ceremonia en la que la Cruz fuellevada en persona por el emperador a través de la ciudad. Desde entonces, ese día quedó señalado en los calendarios litúrgicos como el de la Exaltación de la Vera Cruz.El cristianismo es un mensaje de amor. ¿Por qué entonces exaltar la Cruz? Además la Resurrección, más que la Cruz, da sentido a nuestra vida.Pero ahí está la Cruz, el escándalo de la Cruz, de San Pablo. Nosotros no hubiéramos introducido la Cruz. Pero los caminos de Dios son diferentes. Los apóstoles la rechazaban. Y nosotros también.La Cruz es fruto de la libertad y amor de Jesús. No era necesaria. Jesús la ha querido para mostrarnos su amor y su solidaridad con el dolor humano. Para compartir nuestro dolor y hacerlo redentor.Jesús no ha venido a suprimir el sufrimiento: el sufrimiento seguirá presente entre nosotros. Tampoco ha venido para explicarlo: seguirá siendo un misterio. Ha venido para acompañarlo con su presencia. En presencia del dolor y muerte de Jesús, el Santo, el Inocente, el Cordero de Dios, no podemos rebelarnos ante nuestro sufrimiento ni ante el sufrimiento de los inocentes, aunque siga siendo un tremendo misterio.Jesús, en plena juventud, es eliminado y lo acepta para abrirnos el paraíso con la fuerza de su bondad: "En plenitud de vida y de sendero dio el paso hacia la muerte porque El quiso. Mirad, de par en par, el paraíso, abierto por la fuerza de un Cordero" (Himno de Laudes).En toda su vida Jesús no hizo más que bajar: en la Encarnación, en Belén, en el destierro. Perseguido, humillado, condenado. Sólo sube para ir a la Cruz. Y en ella está elevado, como la serpiente en el desierto, para que le veamos mejor, para atraernos e infundirnos esperanza. Pues Jesús no nos salva desde fuera, como por arte de magia, sino compartiendo nuestros problemas. Jesús no está en la Cruz para adoctrinarnos olímpicamente, con palabras, sino para compartir nuestro dolor solidariamente.Pero el discípulo no es de mejor condición que el maestro, dice Jesús. Y añade: "El que quiera venirse conmigo, que reniegue de sí mismo, que cargue con su cruz y me siga". Es fácil seguir a Jesús en Belén, en el Tabor. ¡Qué bien estamos aquí!, decía Pedro. En Getsemaní se duerme, y, luego le niega."No se va al cielo hoy ni de aquí a veinte años. Se va cuando se es pobre y se está crucificado" (León Bloy). "Sube a mi Cruz. Yo no he bajado de ella todavía" (El Señor a Juan de la Cruz). No tengamos miedo. La Cruz es un signo más, enriquece, no es un signo menos. El sufrir pasa, el haber sufrido -la madurez adquirida en el dolor- no pasa jamás. La Cruz son dos palos que se cruzan: si acomodamos nuestra voluntad a la de Dios, pesa menos. Si besamos la Cruz de Jesús, besemos la nuestra, astilla de la suya.Es la ambigüedad del dolor. El que no sufre, queda inmaduro. El que lo acepta, se santifica. El que lo rechaza, se amarga y se rebela.
Fuente: Catholic.net

jueves, 9 de septiembre de 2010


Así nos ama Jesús, con todo su Ser, que lo hace ser alimento del nuestro para sembrar en nuestro corazón su misma vida eterna, su Ser divino.(madre Mercedes de Jesús)

jueves, 26 de agosto de 2010


"La belleza de María Inmaculada nos descubre a todos la belleza y armonía de nuestra creación. Nos recuerda nuestras raíces santas, de dónde venimos y a dónde vamos, hacia Dios. Ella, además, nos da la certeza de que la redención de Cristo que a ella la preservó del pecado original, en nosotros se convierte en fuerza santificante que nos limpia de él y preserva de caer en otros pecados. Esta es nuestra creencia firme."

sábado, 21 de agosto de 2010

Día 22: Santa María Reina


El 22 de agosto celebramos a la Santísima Virgen María como Reina. María es Reina por ser Madre de Jesús, Rey del Universo. La fiesta fue instituida por el Papa Pío XII, en 1955 para venerar a María como Reina igual que se hace con su Hijo, Cristo Rey, al final del año litúrgico. María ha sido elevada sobre la gloria de todos los santos como Reina y Señora del universo. María fue elegida para ser Madre de Dios y ella, sin dudar un momento, aceptó con alegría. Por esta razón, alcanza tales alturas de gloria. Nadie se le puede comparar ni en virtud ni en méritos. A Ella le pertenece la corona del Cielo y de la Tierra. María está sentada en el Cielo, coronada por toda la eternidad, junto a su Hijo. Lumen Gentium (n. 59) nos recuerda: “María fue asunta a la gloria celestial y fue ensalzada por el Señor como reina universal con el fin de se asemejase de forma más plena a su hijo” La Iglesia la proclama Señora y Reina de los ángeles y de los santos, de los patriarcas y de los profetas, de los apóstoles y de los mártires, de los confesores y de las vírgenes. Es Reina del Cielo y de la Tierra, gloriosa y digna Reina del Universo, a quien podemos invocar día y noche, no sólo con el dulce nombre de Madre, sino también con el de Reina, como la saludan en el cielo con alegría y amor los ángeles y todos los santos. La encíclica Marialis Cultus (n. 6) resume bien este día dedicado a María: “resplandece como Reina e intercede como Madre”

jueves, 19 de agosto de 2010

Día 20 San Bernardo de Claraval


San Bernardo es el último de los llamados Padres de la Iglesia. Nace en Borgoña, Francia (cerca de Suiza) en el año 1090. Sus padres tuvieron siete hijos y a todos los formaron estrictamente haciéndoles aprender el latín, la literatura y, muy bien aprendida, la religión. Una noche de Navidad, mientras celebraban las ceremonias religiosas en el templo se quedó dormido y le pareció ver al Niño Jesús en Belén en brazos de María, y que la Santa Madre le ofrecía al Niñito Santo para que lo amara y lo hiciera amar mucho por los demás. Desde este día ya no pensó sino en consagrarse a la religión y al apostolado. Bernardo se fue al convento de monjes benedictinos llamado Cister. En aquel convento, hacía 15 años que no llegaban religiosos nuevos. Empezó a hablar tan maravillosamente de las ventajas y cualidades que tiene la vida religiosa, que logró llevarse al convento a sus cuatro hermanos mayores, a su tío y casi a todos los jóvenes de los alrededores, y junto con 31 compañeros llegó al convento de los Cistercienses a pedir ser admitidos de religiosos. Era el año 1112, a la edad de 22 años. Durante su vida fundó más de 300 conventos para hombres, e hizo llegar a gran santidad a muchos de sus discípulos. Con su apostolado consiguió que 900 monjes hicieran profesión religiosa. Fundador de Claraval. En el convento del Císter demostró sus cualidades de líder y de santo. Los que quieren progresar en su amor a la Madre de Dios, necesariamente tienen que leer los escritos de San Bernardo, porque entre todos los predicadores católicos quizás ninguno ha hablado con más cariño y emoción acerca de la Virgen Santísima que este gran santo. Él fue quien compuso aquellas últimas palabras de la Salve: "Oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María". Y repetía la bella oración que dice: "Acuérdate oh Madre Santa, que jamás se oyó decir, que alguno a Ti haya acudido, sin tu auxilio recibir". Murió el 20 de agosto del año 1153. Tenía 63 años pero había trabajado como si tuviera más de cien. Fue declarado Doctor de la Iglesia.

lunes, 16 de agosto de 2010

Solemnidad de Santa Beatriz de Silva







El padre de Beatriz había luchado con las fuerzas portuguesas en la conquista de Ceuta en el año 1415, a las órdenes del capitán Pedro Meneses, conde de Viana y descendiente de los reyes de Castilla. De esa conquista parte el origen de amistad, conocimiento y posterior unión de las familias Silva y Meneses por el matrimonio entre don Rui Gomes de Silva y doña Isabel Meneses. Tuvieron once hijos y dos de ellos están en los altares.Se desconoce con certeza el lugar y fecha del nacimiento de Beatriz. En cuanto al lugar algunos entendidos se pronuncian por Ceuta y otros se inclinan por Campo Mayor; y en lo que se refiere a la fecha se duda entre el 1424 o 1426. Sí se sabe que por los favores prestados en las guerras del norte de Africa, el rey Juan I ofreció la Alcaldía de Campomayor a don Rui Gomez de Silva, ciudad fronteriza con España, en el distrito de Portalegre y perteneciente a la diócesis de Evora, allá en el Alentejo. Fue en la casa solariega de la familia donde tanto Beatriz como sus hermanos recibieron una esmerada educación y aprendieron el amor a Dios, a Jesucristo y a su Madre santa María. Consta como avecindada en Campomayor los años 1434 al 1447.

Cuando el rey Juan II de Castilla contrajo matrimonio con Isabel de Portugal, se traslada la reina portuguesa al lado de su marido y es en Tordesillas (Valladolid) donde está la Corte. Lleva con ella a damas portuguesas que la acompañan y entre las cuales se encuentra Beatriz. Parece que su belleza fascinó al Rey y a cuantos jóvenes la llegaron a conocer; y que eso fue la causa de que pronto llegaran los celos de la Reina. Se cuenta que mandó encerrar a Beatriz en un baúl y que de este cautiverio fue milagrosamente salvada por la Virgen al tercer día de encierro.

Llega al convento de Santo Domingo el Antiguo (cisterciense), en Toledo. Allí moró durante treinta años en calidad de seglar dedicada al silencio y a la oración, al sacrificio y al desprecio del mundo. Llega a contar la historia anónima del siglo XVI que jamás nadie, ni hombre ni mujer, vió su rostro por mantenerlo siempre cubierto con un velo, muy posiblemente por haber sido su belleza el motivo de locuras ajenas. Dedicó todos sus bienes al culto a Dios y a obras de caridad, repartiéndolos entre los pobres. Intenta interesar a la Reina Isabel la Católica en sus proyectos de fundar y consigue de ella la donación de las casas de los palacios reales de Galiana, junto a la muralla norte de Toledo y su capilla. Y contando con la decisión de doce compañeras funda la Orden de la Inmaculada Concepción, que el Papa Inocencio VIII aprueba con la Bula "Inter Universa" el 30 de abril de 1489. Poco tiempo de vida pudo dirigir la nueva orden inmaculista por morir, avisada unos días antes por la Virgen, en la misma fecha en que estaba prevista la ceremonia de toma de velos y fundación. Su obra se extendió por Europa y América llegándose a contar la Orden más de 150 monasterios al ser canonizada por Pablo VI el 3 de Octubre de 1976.



¡Santa Madre Beatriz de Silva Ruega por Nosotros!

Bula Inter Universa


Sí, hermanas queridas, para ello existimos, para esto fundó santa Beatriz la Orden. Para prestarle nuestros labios y corazón a María y cantar con ella su alabanza y acción de gracias al Dios tres veces Santo que «miró su humilde condición» (Lc 1,48) de criatura y la hizo su Madre, Santa e Inmaculada( Hacia el Amor Perfecto. Madre Mercedes de Jesús)

domingo, 15 de agosto de 2010

Asunción de Nuestra Señora



Celebramos la Asunción que contiene un mensaje de esperanza que nos hace pensar en la dicha de alcanzar el Cielo, la gloria de Dios y en la alegría de tener una madre que ha alcanzado la meta a la que nosotros caminamos. Recordamos que María es una obra maravillosa de Dios. Concebida sin pecado original, el cuerpo de María estuvo siempre libre de pecado. Era totalmente pura. Su alma nunca se corrompió. Su cuerpo nunca fue manchado por el pecado, fue siempre un templo santo e inmaculado.

El Papa Pío XII definió como dogma de fe la Asunción de María al Cielo en cuerpo y alma el 1 de noviembre de 1950. La fiesta de la Asunción es “la fiesta de María”, la más solemne de las fiestas que la Iglesia celebra en su honor. Este día festejamos todos los misterios de su vida. Es la celebración de su grandeza, de todos sus privilegios y virtudes, que también se celebran por separado en otras fechas.

En este día tenemos presente a Cristo por todas las gracias que derramó sobre su Madre, María. Por eso, por su vivencia de las virtudes, Ella alcanzó la gloria de Dios: se coronó por estas virtudes.

La maternidad divina de María fue el mayor milagro en su vida y la fuente de su grandeza. María es una obra maravillosa de Dios: mujer sencilla y humilde, concebida sin pecado original y, por tanto, criatura purísima.

En la Tierra todos queremos llegar a Dios y por este fin trabajamos todos los días, ya que ésa es nuestra esperanza. María ya lo ha alcanzado. Lo que ella ya posee nos anima a nosotros a alcanzarlo también.

María tuvo una enorme confianza en Dios, su corazón lo tenía lleno de Dios. Vivió con una inmensa paz porque vivía en Dios, porque cumplió a la perfección con la voluntad de Dios durante toda su vida. Y esto es lo que la llevó a gozar en la gloria de Dios.

jueves, 12 de agosto de 2010

Biografía de Madre Mercedes de Jesús Egido



Ha salido a la venta una interesante y bonita biografía de la Sierva de Dios Madre Mercedes de Jesús Egido, si quieren conseguir algún ejemplar pueden pedirlo a sus hijas del Monasterio de Alcázar de san Juan (España)

Tota pulchra est Maria

lunes, 9 de agosto de 2010

San Lorenzo Mártir



Se trata de un santo singular. Nació en Huesca. Se marchó a Roma guiado por su inquietud espiritual. El Papa Sixto II lo nombró pronto diácono para que se encargara de los pobres de la ciudad. Cuando en el 257 publicó el emperador Valeriano un edicto de persecución a los cristianos y el culto que daban al nuevo Dios, a veces en los mismos cementerios, lo arrestaron al mismo tiempo que al propio Papa y a los demás diáconos que tenían misiones especiales. No obstante, Lorenzo va a morir un poco más tarde por la única razón de que el emperador le mandó hacer una colecta de todos los bienes que poseyeran los cristianos en Roma. Lorenzo, tras unos días, se presentó ante el emperador rodeado de pobres, paralíticos, cojos, mendigos, enfermos y ciegos. Y con su cara sonriente, le dijo: "Estos son los tesoros de la Iglesia".Cuando iba hacia la muerte tenía pena porque no se consideraba digno de morir por Cristo. Sixto II lo animaba. El emperador, irritado por su alegría en compartir los sufrimientos de Cristo, aunque se veía indigno, mandó que lo quemaran en unas parrillas ardiendo. Incluso en esos momentos tuvo el humor que siempre le había caracterizado. Así se cuenta que cuando estaba quemado por una parte del cuerpo, se dirigió a los verdugos y les dijo:"Ya estoy bien quemado de este lado, dadme la vuelta". San Lorenzo es uno de los mártires más célebres en todo el cristianismo. Se puede decir que durante toda la Edad Media, juntamente con san Pablo y san Pedro fue el patrono de Roma, en la que hay 34 iglesias levantadas en su nombre.


sábado, 7 de agosto de 2010

Santa Beatriz de Silva

Santa Beatriz de silva ¡RUEGA POR NOSOSTROS!
(Icono original en Alcázar de san Juan-España)

martes, 3 de agosto de 2010

Día 17 de Agosto: Santa Beatriz de Silva


Santa Beatriz de Silva a quién madre Mercedes siguió fielmente, fijando sus ojos en María siempre Inmaculada,¡ RUEGA POR NOSOTROS!

Día 3: Sierva de Dios Madre Mercedes de Jesús Egido


Sí, hermanas, María, desde el momento de su Concepción purísima y durante toda su vida se pareció al Hijo cuya vida, aun como Verbo de Dios, estuvo siempre «vuelta hacia el Padre» (1 Jn 1,1-2). Su Concepción inmaculada fue punto de arranque hacia la perfección consumada de estas dos actitudes o virtudes paradisíacas. Así como habían sido el Padre, el Espíritu y el Verbo de la Vida, su Hijo, quienes habían iniciado su existencia humana, plasmando en ella su imagen y santidad, así Ellos serían la Fuerza viva de su obrar y de su amor. María fue siempre la «vida vuelta hacia el Padre», toda del Padre, llena del Padre, reverberando siempre al Padre y su imagen, como lo fue el Hijo, expandiendo siempre amor y dependencia del Padre.(Madre Mercedes de Jesús. Hacia el Amor perfecto)
"Fiel a las directirces del Concilio Vaticano II, Madre Mercedes de Jesús consiguió la vuelta a las fuentes de la Orden de la Inmaculada permaneciendo fiel al carisma de Santa Beatriz de Silva. Demos gracías a Dios"

viernes, 23 de julio de 2010

Santiago Apóstol


Fue el hijo del Zebedeo y discípulo de Jesús. Como su hermano Juan, Santiago era también pescador. Jesús les dio por sobrenombre a los dos hermanos “hijos del trueno”. Cuando Jesús le llamó para ser uno de sus seguidores especiales Santiago se fue en seguida con el Maestro. Santiago estuvo presente cuando Jesús devolvió la vida a la hija de Jairo y en la transfiguración en el monte Tabor. Murió, por defender su fe, bajo Herodes Agripa I. Su vida la podemos encontrar en los Evangelios y en los Hechos de los Apóstoles. Cuando sintió la llamada para seguir a Jesús, algo extraño y divino se le metió en el corazón. Tanto amor le tomó al Señor que cuando llegó el momento de demostrar su fe, no tuvo la menor duda en entregar su vida por el Evangelio allá por el año 44, poco antes de la Pascua. La historia cuenta que, desde el siglo IX, su cuerpo se venera en Santiago de Compostela. Durante un tiempo aparecía una “estrella” que iluminaba la noche y el lugar concreto en el que estaban sus restos. Llama la atención que desde la Edad Media lleguen los peregrinos en tropel para expiar sus pecados, hacer oración o bien quedarse en el camino en cualquier ermita haciendo vida de anacoreta. Y no solamente en la Edad Media, sino que hoy mismo sigue vigente este fenómeno de miles de peregrinos de toda Europa y de otros continentes que van en peregrinación a Santiago. La tradición nos cuenta que, aunque murió en Jerusalén – como hemos visto – su cuerpo fue trasladado a este lugar gallego para recibir cristiana sepultura. En todo el mundo cristiano existen miles y miles de iglesias dedicadas en su honor y muchas personas escogen su nombre cristiano.
Santiago Apóstol ruega por nosotros!!

domingo, 18 de julio de 2010

Pensamientos madre Mercedes


Cuando amamos con amor santo, vacío de egoísmo, es cuando personalmente nos desarrollamos y llevamos a la plenitud nuestra vida espiritual. Es cuando somos felices, porque el amor, que es Dios, nos hace gozar los frutos del Espíritu Santo…(Madre Mercedes de Jesús)

viernes, 16 de julio de 2010

sábado, 10 de julio de 2010

S.S Benedicto XVI y S. Benito de Nursia


El nombre Benedicto evoca, además, la extraordinaria figura del gran "patriarca del monacato occidental", san Benito de Nursia, copatrono de Europa juntamente con san Cirilo y san Metodio, y las santas Brígida de Suecia, Catalina de Siena y Edith Stein. La progresiva expansión de la orden benedictina, por él fundada, ejerció un influjo inmenso en la difusión del cristianismo en todo el continente. Por eso, san Benito es también muy venerado en Alemania y, particularmente, en Baviera, mi tierra de origen; constituye un punto de referencia fundamental para la unidad de Europa y un fuerte recuerdo de las irrenunciables raíces cristianas de su cultura y de su civilización. De este padre del monacato occidental conocemos la recomendación que hizo a los monjes en su Regla: "No antepongáis absolutamente nada a Cristo" (Regla 72, 11; cf. 4, 21). Al inicio de mi servicio como Sucesor de Pedro pido a san Benito que nos ayude a mantener firmemente a Cristo en el centro de nuestra existencia. Que él ocupe siempre el primer lugar en nuestros pensamientos y en todas nuestras actividades.


Audiencia general del Santo Padre 27 de Abril de 2005






Día 11: San Benito de Nursia patrón de Europa y padre de monjes




La vida de S. Benito se desarrolló en Italia, a finales del s.V y principios del s. VI. Nace en Nursia, Umbría, de familia acomodada. Por eso, pudo permitirse estudiar en Roma. Pero, al poco tiempo, decidió abandonar todo y agregarse a una comunidad de ascetas. Aunque tampoco se quedó mucho tiempo con ellos. Se trasladó hasta Subiaco, donde se retiró en un lugar solitario, una cueva. Allí funda doce pequeños monasterios, cada uno con doce monjes, y con un abad al frente. Benito, entre 525 y 530, se dirige a la montaña de Casinum. En este lugar, permanecería casi treinta años. Allí escribe la Regla que va a regir, desde entonces, a todos los Benedictinos (como se llamarán sus seguidores). En esa Regla, encontramos el resumen de toda vida del monje benedictino: "Ora et labora". Rezar y trabajar. Trabajo tanto manual como intelectual. Y, así, el monje, bien pertrechado por el trabajo, y equipado con una intensa vida de oración, se dedicará a predicar, a llevar el Evangelio por todo el mundo entonces conocido. El Centro, el Norte y Oeste de Europa, principalmente, será el campo de acción de los monjes de San Benito. Toda la Alta Edad Media estará marcada por el influjo de los monasterios benedictinos. Todos ellos serán centros de oración, de culto, de estudio, de trabajo. Gran parte de la cultura antigua greco-romana se hubiera perdido sin la paciente labor de copistas de los benedictinos. Y hasta muchas artes e industrias tendrán en esos monasterios su origen o, por lo menos, un especial aliento que las ayudará a desarrollarse. Con razón podemos considerar a S. Benito como el Patrón de Europa. Él y sus monjes configurarán los rasgos más determinantes del hombre europeo. Murió S. Benito a mediados del siglo VI. Su fiesta se celebra el 11 de julio.

miércoles, 30 de junio de 2010

María Inmaculada


lunes, 28 de junio de 2010

Santos Pedro y Pablo


Desde muy antiguo, la Iglesia ha unido en un mismo día, el 29 de junio, la celebración de los apóstoles SAN PEDRO Y SAN PABLO. Esta unión se daba ya en el año 258, según consta en un viejo calendario litúrgico romano. Fue probablemente ese año cuando sus reliquias fueron trasladadas a las Catacumbas, junto a la Vía Apia, al lugar donde se levantaría, en el s. IV, la basílica de los Apóstoles, hoy llamada de San Sebastián. En el Nuevo Testamento, rico en noticias biográficas de San Pedro para el tiempo que acompañó a Jesús y para el tiempo en que dirigió carismáticamente la primitiva comunidad cristiana de Jerusalén e hizo sus visitas pastorales por Samaria y otros lugares de Palestina, guarda silencio sobre su posterior actividad y sobre sus últimos días. Más abundantes son las noticias que nos conserva sobre San Pablo, cuyas correrías misioneras recoge su compañero San Lucas en los Hechos de los Apóstoles, hasta llegar a la prisión en Roma, aunque sin revelar el desenlace final. Los caminos da ambos apóstoles son divergentes: Pedro se dedicó principalmente a los judíos, y Pablo, a los gentiles. Los dos coincidieron algún tiempo en Jerusalén, al acudir allí Pablo a buscar el reconocimiento y respaldo de su apostolado por parte de Pedro. Y coincidieron también en Antioquia, donde se produjo el enfrentamiento por causa de la pretendida observancia de las leyes judías. Los dos murieron en Roma, sin que sepamos cuándo ni en qué lugar concreto. Desde luego, no parece que fuera el mismo día y lugar, porque los sepulcros se encuentran en sitios distintos: el de Pedro, en el Vaticano; el de Pablo, en la Vía Ostiense, donde hoy se levantan las respectivas basílicas sepulcrales. Se da por cierto que murieron los dos durante la persecución de Nerón, pero los relatos sobre su martirio: crucificado Pedro (y, además, boca abajo) y decapitado Pablo, con otros detalles, no aparecen hasta varios siglos después, por lo que, aunque pudieran tener un fondo de verdad, no resulta fácil identificarlo. El hecho mismo del martirio lo atestigua, ya en el mismo siglo primero, el papa San Clemente, presentando a los apóstoles como "máximas y justísimas columnas de la Iglesia". Unidos en especial relación con Roma los presenta, a comienzos del s. II, S. Ignacio de Antioquia. Divergentes en vida, unidos por la muerte en la misma ciudad de Roma, durante la misma persecución, fueron en Roma siempre, desde los primeros tiempos, conjuntamente venerados, y, desde ella, se extendió la veneración litúrgica conjunta al mundo entero.

viernes, 18 de junio de 2010

Pensamientos de Madre Mercedes


Todas nuestras acciones y vida virtuosa junto con nuestra oración al divino Espíritu, tienen que ir encauzadas a desarraigar y dar muerte con más acierto y eficacia a nuestro ‘yo’, que es lo que estorba e impide que aparezca en nuestra alma, mediante la humildad, mansedumbre, bondad, paciencia y caridad, la preciosa y adorable imagen de Jesús que subyace en el fondo de nuestra alma. ( Madre Mercedes)

domingo, 6 de junio de 2010

Solemnidad del Corpus Christi


Así nos ama Jesús, con todo su Ser, que lo hace ser alimento del nuestro para sembrar en nuestro corazón su misma vida eterna, su Ser divino. (Madre Mercedes)

domingo, 23 de mayo de 2010

Día de Pentecostés



El Espíritu Santo, por medio de los acontecimientos, golpea nuestro ‘yo’ para descortezarlo y así aparezca la imagen de Jesús en nuestra alma. (Madre mercedes)

viernes, 14 de mayo de 2010

El próximo Domingo día de la Ascensión


Esta solemnidad ha sido trasferida al domingo 7º de Pascua en muchos lugares desde su día originario, el jueves de la sexta semana, cuando se cumplen 40 días después de la Resurrección, conforme al relato de San Lucas en su evangelio y en los Hechos de los Apóstoles; pero sigue conservando el simbolismo de la cuarentena: cómo el Pueblo de Dios anduvo cuarenta años en su éxodo de Egipto hasta llegar a la tierra prometida, así Jesús cumple su éxodo pascual en cuarenta días de apariciones y enseñanzas hasta ir al Padre. La Ascensión es un momento más del único Misterio Pascual de la muerte y resurrección de Jesucristo, y expresa sobre todo la dimensión de exaltación y glorificación de la naturaleza humana de Jesús como contrapunto a la humillación padecida en el suplicio y la muerte. Este es un día que nos enseña a comprender y vivir el misterio litúrgico, proclamando un momento de la existencia de Cristo y participando por la eucaristía en Él, "en quien nuestra naturaleza humana ha sido tan extraordinariamente enaltecida que participa de su misma gloria".

San Isidro Labrador 15 de Mayo


Patrono de Madrid, ante su sepulcro se postraron los reyes, los arquitectos le construyeron templos y los poetas le dedicaron sus versos. Lope de Vega, Calderón de la Barca, Burguillos, Espinel, Guillén de Castro, honraron a este trabajador madrileño. El historiador Gregorio de Argaiz le dedicó un gran libro: "La soledad y el campo, laureados por San Isidro". Fue su misión, laurear el campo, frío, duro, ingrato, calcinado por los soles del verano y estremecido por los hielos de los inviernos. El campo quedó iluminado y fecundado por su paciencia, su inocencia y su trabajo. No hizo nada extraordinario, pero fue un héroe. Alegre y, sin embargo, tan pobre. Isidro cultivaba el campo de Juan de Vargas, ante quien cada noche se descubría para preguntarle: "Señor amo, ¿adónde hay que ir mañana?" Juan de Vargas le señalaba el plan de cada jornada: sembrar, barbechar, podar las vides, limpiar los sembrados, vendimiar, recoger la cosecha. Y al día siguiente, al alba, Isidro uncía los bueyes y marchaba hacia las colinas onduladas de Carabanchel, hacia las llanuras de Getafe, por las orillas del Manzanares o las umbrías del Jarama. Empezaba la vida de familia. A la puerta le esperaba su mujer con su sonrisa y su amor y su paz. María Toribia era también una santa, Santa María de la Cabeza. Un niño salía a ayudar a su padre a desuncir y conducir los bueyes al abrevadero. Era su hijo, que lo era doblemente, porque después de nacer, Isidro le libró de la muerte con la oración. Luego arregla los trastos, cuelga la aguijada, ata los animales, los llama por su nombre, los acaricia y les echa el pienso en el pesebre, pues, según la copla castellana: “Como amigo y jornalero, - pace el animal el yero, - primero que su señor; - que en casa del labrador, - quien sirve, come primero”. Hasta que llega María restregándose las manos con el delantal: "Pero ¿qué haces, Isidro, no tienes hambre? -le dice cariñosamente-. Ya en la mesa, la olla de verdura con tropiezos de vaca. Pobre cena pero sabrosa, condimentada con la conformidad y animada con la alegría, la paz y el amor. Y eso todos los días; días incoloros pero ricos a los ojos de Dios. Lo que sabemos de su vida se debe al diácono de San Andrés, que conoció a su paisano y sólo ocupa media docena de páginas. ¿Quién es capaz de extender más la descripción de un labriego sencillísimo que cruza por esta vida sin ninguna aventura externa y sin más complicación que la personalísima de ser santo a los ojos de Dios? Fue un hombre sencillo, su villa era pequeña. Madrid era rica en aguas y en bosques, con su docena de pequeñas parroquias, sus estrechas calles y en cuesta, su alcázar junto al río, su morería y sus murallas. Un puñado de familias cristianas, entre ellas, la de los Vargas, que era la más rica, alrededor de la parroquia de San Andrés, a cuyo servicio estaba Isidro. San Isidro nos ofrece todo un programa de vida sencilla, de honrada laboriosidad, de piedad infantil aunque madura, de caridad fraterna, ejemplo para esta sociedad compleja, y llena de mundo, de vida callejera, de codicia y de egoísmo tantas veces

martes, 4 de mayo de 2010

Mayo, mes de la Virgen María


Sí, hermanas, María, desde el momento de su Concepción purísima y durante toda su vida se pareció al Hijo cuya vida, aun como Verbo de Dios, estuvo siempre «vuelta hacia el Padre» (1 Jn 1,1-2). Su Concepción inmaculada fue punto de arranque hacia la perfección consumada de estas dos actitudes o virtudes paradisíacas. Así como habían sido el Padre, el Espíritu y el Verbo de la Vida, su Hijo, quienes habían iniciado su existencia humana, plasmando en ella su imagen y santidad, así Ellos serían la Fuerza viva de su obrar y de su amor. María fue siempre la «vida vuelta hacia el Padre», toda del Padre, llena del Padre, reverberando siempre al Padre y su imagen, como lo fue el Hijo, expandiendo siempre amor y dependencia del Padre.( Madre Mercedes)

viernes, 30 de abril de 2010

Aniversario de la aprobación de la OIC

Tal día como hoy, 30 de Abril, nuestra madre Santa Beatriz recibió la aprobación de su orden por manos del S.S. Inocencio VIII a través de la bula Inter Universa. Demos gracias a Dios y Felicidades para las concepcionistas.

viernes, 23 de abril de 2010

Domingo IV de Pascua, Domingo del Buen Pastor


Dia mundial por las vocaciones


ORACIÓN POR LAS VOCACIONES DEL SANTO PADRE BENEDICTO XVI


Padre, haz que surjan entre los cristianosnumerosas y santas vocaciones al sacerdocio,que mantengan viva la fey conserven la grata memoria de tu Hijo Jesúsmediante la predicación de su palabray la administración de los Sacramentoscon los que renuevas continuamente a tus fieles.
Danos santos ministros del altar,que sean solícitos y fervorosos custodios de la Eucaristía,sacramento del don supremo de Cristopara la redención del mundo.
Llama a ministros de tu misericordiaque, mediante el sacramento de la Reconciliación, derramen el gozo de tu perdón.
Padre,haz que la Iglesia acoja con alegríalas numerosas inspiraciones del Espíritu de tu Hijoy, dócil a sus enseñanzas,fomente vocaciones al ministerio sacerdotaly a la vida consagrada.
Fortalece a los obispos, sacerdotes, diáconos,a los consagrados y a todos los bautizados en Cristopara que cumplan fielmente su misiónal servicio del Evangelio.Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.
María Reina de los Apóstoles, ruega por nosotros.

sábado, 10 de abril de 2010

Domingo II de PASCUA, domingo de la misericordia


"La humanidad no conseguirá la paz hasta que no se dirija con confianza a Mi misericordia" (Diario, 300)

La Fiesta de la Divina Misericordia tiene como fin principal hacer llegar a los corazones de cada persona el siguiente mensaje: Dios es Misericordioso y nos ama a todos ... "y cuanto más grande es el pecador, tanto más grande es el derecho que tiene a Mi misericordia" (Diario, 723). En este mensaje, que Nuestro Señor nos ha hecho llegar por medio de Santa Faustina, se nos pide que tengamos plena confianza en la Misericordia de Dios, y que seamos siempre misericordiosos con el prójimo a través de nuestras palabras, acciones y oraciones... "porque la fe sin obras, por fuerte que sea, es inútil" (Diario, 742).

martes, 6 de abril de 2010

Pascua


Tiempo Pascual significa nueva vida.Nueva vida sacada de la Resurrección de Cristo que nos ha de transformar como transformó a los apóstoles. (Madre Mercedes.)

Secuencia del domingo de Resurrección


Ofrezcan los cristianos

ofrendas de alabanzaa

gloria de la Victima

propicia de la Pascua.

Cordero sin pecado

que a las ovejas salva,

Dios y a los culpables

unió con nueva alianza.

Lucharon vida y muerte

en singular batalla,

y, muerto el que es la Vida,

triunfante se levanta.

«¿Qué has visto de camino,

María, en la mañana?»

«A mi Señor glorioso,

la tumba abandonada,

los ángeles testigos,s

udarios y mortaja.¡

Resucitó de verasmi amor

y mi esperanza!

Venid a Galilea,

allí el Señor aguarda;

allí veréis los suyos

la gloria de la Pascua. »

Primicia de los muertos,

Sabemos por tu gracia

que estás resucitado;

la muerte en ti no manda

Rey vencedor, apiádate

de la miseria humana

y da a tus fieles parte

en tu victoria santa.